viernes, 4 de junio de 2010

Más de 300 alumnos participaron de las Olimpíadas Matemáticas Argentinas en La Plata


Una vez más, las Olimpíadas Matemáticas Argentinas (OMA) se volvieron a disputar. Ayer, se jugó la instancia interescolar en la escuela secundaria Instituto Leonardo Da Vinci, ubicada en 44 entre 17 y 18, donde más de 300 chicos y chicas de colegios públicos y privados participaron de la 27° edición del certamen.
En diálogo con Hoy, Ana Luciano, profesora de Matemáticas del colegio, explicó que “ahora los chicos están pasando por una instancia interescolar, luego vienen la instancia zonal, regional y nacional”.
Las Olimpíadas proponen una lucha intelectual contra un problema matemático simple pero muy difícil, resoluble con sentido común y un poco de la matemática escolar, elemental. “No se trata de un ejercicio más o menos evidente como los que abundan al final de un capítulo en un libro de texto, tampoco es una situación abstracta de resultados teóricos prefijados, ni problemas con enunciados tramposos”, indican desde la OMA.
Los chicos que participan tienen entre 13 y 17 años. De este colegio están participando cerca de 16 chicos”, aseguró Luciano. Una vez que los chicos superen esta instancia, se pasa a la zonal, en la que participan colegios de partidos vecinos, como Brandsen, Chascomús y Ranchos, entre otros.
Los chicos han logrado llegar a instancias regionales y nacionales. La escuela ha participado desde hace muchos años en este certamen”, detalló. Las competencias son individuales y en cada una hay tres niveles, según el año de escolaridad de los participantes.
Según precisa el reglamento de las Olimpíadas, el objetivo es que los alumnos de enseñanza media y primaria descubran sus aptitudes teniendo un contacto real con el quehacer matemático.
A través de estas acciones esperamos alentar a todos los que portan aptitudes matemáticas a desarrollarlas, manteniéndose en contacto para construir el espacio académico que favorece su formación”, precisan los organizadores. Según el organismo, la experiencia demostró que muchos de los participantes se inclinaron por hacer matemática como profesión o como afición, y ayudaron a enriquecer la cultura social.
La historia demostró que los matemáticos jugaron un rol fundamental en el desarrollo científico, cultural, económico y social de los pueblos. Hoy, con la civilización del conocimiento, siguen siendo importantes, como también lo son los filósofos, los escritores, los músicos, los artistas plásticos y muchos otros que representan las distintas formas creativas del pensamiento.

Las Olimpíadas comenzaron a jugarse en 1894 en Hungría y estaban destinadas a los estudiantes de enseñanza media. El propósito era desarrollar en los jóvenes la capacidad para resolver problemas. Desde su puesta en marcha, el resultado fue el crecimiento continuo del universo matemático, tanto en cantidad de personas con esa profesión como por la producción de métodos y nuevas teorías.
La matemática desde siempre atrajo al hombre como algo curioso, útil y fundamental para la formación de la persona. Por eso proponemos un trabajo que no es en vano para estudiar cualquier profesión, en especial para los que piensan en matemática para enseñar o crear teorías o nuevos modelos, o aplicarlos en los desarrollos tecnológicos”, asegura la OMA.

No hay comentarios: