domingo, 18 de julio de 2010

La Presidenta de la Sociedad Matemática Europea critica que se usen como "elemento represor"


Mujer y española, éstas son las premisas con las que la primera presidenta de la Sociedad Matemática Europea (SME), Marta Sanz-Solé, afronta su cargo y desde el que critica el uso de las matemáticas como "un elemento represor" en las aulas y en casa, que genera una imagen negativa de ellas.
"Las matemáticas siempre han jugado un papel inadecuado y se han utilizado como elemento represor. Cuando quieren cargarse a alguien, ponen un examen difícil de 'mates'", indica a Efe la presidenta de la SME, que se creó a principios de los 90.
Revertir el concepto que la sociedad tiene de las matemáticas, que va del amor al odio pasando por la fascinación, el rechazo o la indiferencia, no es tarea fácil.
Pero esta catedrática de la Universidad de Barcelona (UB) no da por perdida la batalla y responsabiliza en gran medida al sistema educativo, la familia y también a los medios de comunicación. "Es una cuestión de educación -argumenta Sanz-Solé- y la idea de que las matemáticas son difíciles en muchos casos ya viene de familia".
Investigadora de los procesos aleatorios, que estudian y cuantifican el azar, afirma que mimar las matemáticas es la solución: "Se debe atacar la raíz del problema y ampliar el número de horas de estudio. Si una temática no la conoces, es difícil que te guste".
Porque las matemáticas, gusten o no gusten, permiten entender cómo funcionan las cosas y, así, "no es sólo saber que 3+3 dan 6, lo importante es la gimnasia mental para resolver problemas. Cuando un físico estudia el universo, lo hace a través de ecuaciones", argumenta.
Ecuaciones ininteligibles para muchos, las matemáticas se encuentran en nuestro día a día en cosas tan cotidianas como las transacciones económicas vía Internet, una ecografía o el estudio de los mercados financieros, tan de moda últimamente.
Pero, a pesar de sus aplicaciones, las 'mates' siempre están en la cola de las asignaturas preferidas de la escuela y, así, en el examen de competencias de primaria de este año realizado en Cataluña el 23% de los alumnos se apuntaron un suspenso.
Es en este contexto en el que entra en juego la Sociedad Matemática Europea, que luchará para "mejorar la incorporación de los jóvenes en la profesión" así como para conseguir mas subvenciones en la Unión Europea, asegura su presidenta. "La financiación ni es muy grande ni es muy adecuada y, sin embargo, es un problema recurrente, por lo que vamos a buscarle soluciones", sentencia.
Además de la necesaria divulgación para "incrementar la imagen positiva" de las matemáticas, la SME apuesta por potenciar eventos como el Año Mundial de las Matemáticas, que se celebró en el 2000, y por la realización de conferencias en institutos y universidades.
Estas acciones divulgativas pretenden acercar las matemáticas al ciudadano medio porque "cuando hablas con la gente de la calle y les cuentas en qué trabajas todos te responden con un 'uh' o un 'oh', que es una mezcla de admiración y extrañeza", bromea la catedrática.
Queda pues, mucho camino por hacer, y quizás el hecho de que Sanz-Solé no desmienta un cierto 'frikismo' por parte de los matemáticos, le suma dificultades a esta divulgación.

No hay comentarios: