sábado, 28 de agosto de 2010

Un programa de matemáticas, UCMAS, aprovecha las posibilidades de los jóvenes alumnos de Gaza

En un aula clara y amplia con plantas que cuelgan hacia el patio exterior seis niños y niñas están inclinados sobre sus pupitres mirando la suma de diez dígitos que se les ha pedido que hagan. Una alumna está ante los números escritos en la pizarra y un ábaco rojo y amarillo. Pero tiene la atención puesta en el ábaco que visualiza.
El colegio privado Al Zahara en el centro de Gaza es el primero que ha incorporado un programa especializado para desarrollo mental basado en cálculos matemáticos.
Se creó en Malasia en 1993”, afirma Majed al-Bari, director del colegio y primera persona en llevar el programa a Palestina. “El Sistema Universal de Concepto Mental Aritmético (UCMAS, en sus siglas en inglés) se desarrolló para utilizar ambos lados del cerebro”, afirma Bari, “el lado izquierdo analítico y el derecho creativo”.
Utilizando un simple ábaco el programa UCMAS combina lo visual con lo textil, lo lógico con lo teórico. Mencionando la franja de edad entre los 4 y los 12 años como el periodo fundamental para el desarrollo del cerebro, el objetivo del UCMAS es la posibilidad de desarrollar el uso del cerebro mientras se es joven.
Los niños aprenden a identificar los números por medio de las cuentas del ábaco”, explica Bari. “Más adelante, cuando entienden la idea de cantidad, pueden formarse un concepto de los números”.
Pero iniciar el programa tuvo sus dificultades. “No fue fácil empezar debido al bloqueo israelí. Tuvimos que traer el material desde Egipto a través de los túneles, imprimir los manuales desde internet y formar a los profesores vía vídeo conferencias con Malasia”, señala Bari.
En octubre de 2009 la ONU informaba de que Israel sólo había permitido entrar en Gaza dos de los 122 camiones con material de papelería. Posteriormente la ONU indicó que Israel no había aprobado la importación de miles de pupitres y mesas.
Una vez que empezamos, el programa empezó rápidamente a funcionar bien. El primer año tuvimos veinte alumnos matriculados. Este año son 130. En cada clase hay entre 5 y 9 alumnos. Pero en los colegios normales hay más de 30 o 40”. La hija de Olfat Taha, Shahed, de cinco años, es nueva en el programa. “Era muy pequeña para ir a un colegio normal cuando la matriculé en éste. Aceptan niños de cualquier edad y es el colegio de más calidad de Gaza”, afirma Taha. “Ya era buena en matemáticas, pero cuando empezó el programa mejoró rápidamente”.
El padre de Yazem al-Aqlooq, de cinco años, está impresionado por la inteligencia de su hijo y su mejora general. “Antes Yazem no se centraba bien, pero ahora sí. Una vez estábamos haciendo los deberes de matemáticas y le dije que su respuesta no era correcta. Pero cuando lo comprobé con la calculadora vi que él tenía razón”. Además del desarrollo mental, el programa influye en los alumnos de otras maneras. “Yazem se ha vuelto ahora más seguro y consciente de sí mismo y muy independiente”, señala Aqlooq.
Abdel Kariim Moushtaha afirma que su hijo de cinco años no sólo está más centrado y es más capaz de hacer los cálculos sino que es un niño diferente. “Mi hijo ha cambiado mucho”, afirma Moushtaha. “Ahora todo lo que estimula su cerebro se ha vuelto más importante para él. Y va mejor en las demás asignaturas”.
El informe de 2010 de la UNESCO sobre la situación psico-social de la educación en Gaza señala los efectos de los ataques y del bloqueo israelí a Gaza y afirma que el 83% de los alumnos que sobrevivieron tenían dificultades para concentrarse en la escuela, el 48% tenía dificultades para concentrarse cuando estudiaba en casa, y al 81% le resultaba difícil recordar lo que había estudiado en clase.
Uno de los beneficios del programa UCMAS es que mejora la concentración, además de la observación, la imaginación, la memoria y la creatividad. Con ocho centros en Gaza, ahora hay más de 440 alumnos y alumnas de toda la Franja que se benefician de esta técnica de desarrollo mental. Pero debido al coste de los colegios privados, miles de alumnos brillantes están perdiendo su oportunidad al tener que asistir a los abarrotados colegios de la ONU y del gobierno.
Según la ONU, en el año 2009 aproximadamente el 88% de los colegios de la ONU y el 82% de los gubernamentales tuvieron que acoger a los niños por turnos ya que no se pudieron construir nuevos colegios debido al bloqueo.
En 2009 el ministro de Educación y de Educación Superior de Gaza informó que tras la guerra de Israel contra Gaza habían descendido los resultados escolares y la asistencia a clase debido tanto a los traumas causados por los ataques israelíes como a la saturación en las aulas y la falta de materiales. Incluso antes de la guerra de Israel contra Gaza en 2008-2009, a principios de 2008, recordemos que el bloqueo israelí a Gaza empezó en junio de 2006, el ministro informaba que sólo el 20% de los alumnos de sexto habían aprobado las pruebas de nivel.
Con todo, Majed al-Bari está contento con el éxito de su programa. “Espero que se extienda por toda Gaza y Cisjordania. También sueño con que nuestros alumnos puedan participar en el concurso anual en Malasia”.

No hay comentarios: