miércoles, 1 de septiembre de 2010

En México , buscan combatir el retraso en matemáticas con Laboratorios


Las matemáticas han representado una de las materias más complicadas para los estudiantes mexicanos, esto se vio reflejado en los índices del Foro Económico Mundial y la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) entre el 2009 y 2010, donde México ocupó el lugar 127 de 133 países evaluados en calidad educativa de esta materia.
Las cifras han llevado tanto a la iniciativa privada como a autoridades a redoblar esfuerzos para combatir el rezago, un ejemplo son los laboratorios de matemáticas.
"El Laboratorio de Matemáticas consiste en estar equipando a las escuelas, ahorita lo estamos manejando como proyecto piloto en el cual estamos equipando escuelas en diferentes estados, lo que es Guadalajara, Ciudad de México, y Monterrey, estamos equipando tres escuelas por estado, secundaria, bachillerato y universidad", comentó Isaías Martínez, encargado del mercado educacional, Casio de México.
Este modelo de enseñanza se vale de herramientas tecnológicas actuales como calculadoras inteligentes en las que el mundo de los números puede ser comprendido de una manera más dinámica y participativa por parte de los alumnos. "En este caso con la calculadora podemos obtener una ecuación lineal y su gráfica y a partir de ello manipular con diferentes variables y así sucesivamente con más de segundo grado, de tercer grado, y en ese caso los alumnos pueden aprender de una forma no mecanicista, sino una forma crítica y razonable", afirmó Mauricio Moreno Ruiz, estudiante de licenciatura en Educación Secundaria de la Escuela Normal Superior de México (ENSM).
"Al principio se les muestra un problema con cierto tema, geometría o aritmética, pero a ellos les gusta tanto que empiezan a experimentar con otras cosas, aunque no sepan cómo utilizarla, ellos van, buscan, se equivocan, y vuelven a hacerlo, entonces les parece algo innovador", dijo Evelyn Hernández, estudiante de licenciatura en Educación Secundaria, de la ENSM.
Estas calculadoras inteligentes optimizan los procedimientos que comúnmente se realizan en los cuadernos, y agilizan los procesos de trabajo de los alumnos al realizar una operación determinada. "Permite justamente ahondar en la comprensión de las relaciones matemáticas y evitar la pérdida del tiempo o el uso del tiempo cuando se invierte en procedimientos que pueden ser complejos como trazos, como operaciones y entonces centramos la mirada en establecer mejor las relaciones matemáticas y mejorar la representación matemática", señaló Alejandra Ávalos, jefa de Investigación y Experimentación Educativa, del ENSM.
La tecnología en los salones de clase desde, los niveles básicos hasta la educación superior, representará mejores oportunidades para las generaciones que actualmente se preparan para enfrentar un mundo cada día más competitivo.

No hay comentarios: