lunes, 4 de octubre de 2010

Michel Jambu: “Paraguay es un vivero en donde se puede formar buenos matemáticos”


Michel Jambu, quien visitó Paraguay para participar del Simposio Iberoamericano de Enseñanza Matemática como expositor, afirmó que Paraguay posee los requerimientos necesarios para desarrollar el estudio de las matemáticas, e indicó las acciones necesarias para que esos logros se concreten en beneficio del desarrollo del país.    
El propio Ministro de Educación, Luis Alberto Riart, admitió que las matemáticas y la comunicación son dos de los puntos débiles de la enseñanza en el país. Sin embargo, Jambu afirma que debemos dejar de mirar solo a los estudiantes y enfocarnos en los profesionales.
Según la experiencia presenciada, existen estudiantes paraguayos que realizaron cursos y se destacaron a nivel internacional, como es el caso del doctor Cristian Schaerer, solo por citar uno, afirma el experto francés. Esto indica que el nivel de los jóvenes es bueno, pero mejor sería si se desarrolla el conocimiento de los mismos para aplicarlo dentro de lo laboral mediante la formación de buenos profesionales. Todos los mercados del mundo, incluyendo Paraguay, necesitan de buenos matemáticos para lograr un desarrollo en todos los ámbitos, indicó.    
La ingeniería, la medicina, la economía, entre otras, necesitan de óptimos profesionales. Entonces las universidades son las que deben realizar el trabajo de incentivar la educación, desarrollo e investigación de las ciencias matemáticas. Pero el trabajo no se debe centrar solo en las universidades. La labor principal la debe realizar el Gobierno, generando posibilidades para que los jóvenes se interesen en estudiar y sobresalir en el estudio de esta ciencia. Principalmente debería aumentar el campo laboral para este tipo de profesionales, ya que en el país aún es muy escaso, afirma Jambu.    
Otra posibilidad interesante que comenta el matemático es la promoción de becas y estudios en el exterior, pero que una vez terminados los mismos los profesionales retornen al país y transmitan ese conocimiento a fin de enriquecer a los estudiantes e instituciones locales.    
El mismo afirma que en cuestión de cinco o más años, tiempo que duran las especializaciones en el exterior, ya se podría tener una masa crítica de profesionales capacitados que extiendan el conocimiento de forma progresiva.    
Jambu resalta que Paraguay es el menos desarrollado a nivel matemático entre los países vecinos, pero este no sería un inconveniente que limite el crecimiento. Al contrario, debería  ayudar a acrecentar el nivel a través del apoyo mutuo y la competitividad. El profesional indicó además que según las conversaciones que tuvo con varios sectores del Gobierno, los mismos se muestran interesados en apoyar y desarrollar esta ciencia. Incluso Francia, el país con el desarrollo más importante de la materia, estaría dispuesto a aportar para el crecimiento de los conocimientos matemáticos.
Claro ejemplo del trabajo que se viene realizando en el país son los logros de las comitivas nacionales en las últimas Olimpiadas de Matemáticas, en las que lograron una  medalla de  plata y la Copa Puerto Rico que premia a la delegación que, considerando los últimos tres años, ha demostrado el mayor avance con relación a los demás   participantes.
Jambu afirma que según su experiencia personal en el ejercicio y estudio de las  matemáticas, estas  no le brindaron un desmesurado rédito económico, pero sí le brindan una satisfacción indescriptible. La matemática es una ciencia sin límites, que desarrolla y enaltece al hombre en varios aspectos, finalizó.
Hay que resaltar también el papel que esta desarrollando la OEI en cuanto a la formación del profesorado en Paraguay.