lunes, 14 de febrero de 2011

Khan Academy


Khan Academy es una plataforma de enseñanza a través de Internet que incluye clases en vídeo, ejercicios prácticos, evaluaciones y estadísticas de cada alumno. Una escuela creada por Salman Khan que no deja de crecer y ampliarse cuya última novedad es la creación de una herramienta para descargar y ver los vídeos de las clases a través de la red P2P BitTorrent.
Aunque en algunos casos los vídeos del sitio no pueden sustituir a un profesor, todos resultan, acompañados de un poco de práctica, eficaces y didácticos. Khan arrancó el proyecto, según él mismo explica, en 2004, cuando tuvo que hacer una tutoría a distancia a una prima sobre un problema de matemáticas. Al principio lo hizo por teléfono y con una simple pizarra en red. Pero después más familiares le pidieron ayuda y decidió publicar vídeos con sus clases en YouTube. Lo siguiente fue construir una serie de generadores de problemas para solventar la parte práctica.
Poco a poco, sus vídeos se hicieron populares y Khan decidió construir la academia que, de momento, contiene vídeos mayoritariamente en inglés aunque aspira a que todos estén subtitulados. Y en cuanto a la financiación, por el momento, está basada en donaciones con un modelo muy similar a la Wikipedia para un proyecto sin ánimo de lucro.
Por ahora es el propio Khan quien ha creado y supervisado los más de 2000 vídeos que hay en el sitio. Después hay muchos voluntarios que, por ejemplo, le han ayudado a crear una versión española en YouTube. ¿El objetivo del fundador del sitio? Cubrir todas las ramas del saber y convertir la Khan Academy en "la primera academia gratuita y virtual del mundo donde cualquier pueda aprender cualquier cosa gratis".
Algo que no sólo se puede hacer con vídeos. La idea de Khan es que vayan acompañados de diversas herramientas prácticas y otro material didáctico. De momento, en cuestión de matemáticas, hay un mapa de ejercicios tan diverso que va desde simples sumas a complejas derivadas o ejercicios de álgebra. Cada tarea contiene problemas aleatorios de modo que hasta que no se aciertan diez no queda marcado como aprobado.
Además, cada alumno o alumna tiene una página personal -que se puede activar con una cuenta de Google o Facebook- con las estadísticas de sus prácticas donde puede ver los ejercicios completados, sus progresos o los aspectos en los que ha hecho mayor hincapie. Además, por supuesto, se puede seguir la actividad del usuario, activar ciertas medallas por objetivos cumplidos, revisar qué vídeos ha visto o ver sus 'puntos' en el sitio.
Si esta academia es el futuro de la educación o no lo dirá el tiempo. Pero sin duda es un proyecto real y que funciona elaborado sobre una idea con la que muchos han soñado: crear una academia de conocimiento libre, accesible y gratis. Tan cierto como que se trata de un proyecto que cuenta con todos los ingredientes para triunfar en Internet. Con tal premisa sólo le falta una masa crítica de voluntarios, donantes y usuarios que, además de mantener la Khan Academy viva en la Red como tutores o traductores, puedan hacer que funcione también en el mundo real.

No hay comentarios: