jueves, 24 de marzo de 2011

Alemania necesita 117000 técnicos y expertos en Matemáticas, Informática y Ciencias


Alemania necesita, al menos, 117000 técnicos y expertos en Matemáticas, Informática y Ciencias Naturales, según el Instituto de la Economía Alemana, que ha calificado la situación de “alarmante”. Según los datos que maneja, y de los que se hace eco RTVE.es en un artículo, el déficit en estos sectores ha aumentado en 21000 trabajadores en el último mes, lo que ha provocado que las autoridades germanas comiencen a volver la vista hacia la mano de obra de otros países, como España. Hace algunas semanas, Alemania concretaba la oferta de cerca de 47000 empleos para jóvenes españoles.
La falta de fuerza de trabajo cualificada para empleos MINT (así se denomina por sus iniciales) se convertirá en un pedal de freno para la recuperación coyuntural”, advierte la Federación de Asociaciones de Empleadores, quien ha pedido al Gobierno alemán que se faciliten los trámites burocráticos para la llegada al país de personal cualificado extranjero y la mejora del proceso de reconocimiento de los títulos académicos.
Sin embargo, las cifras oficiales afirman que en Alemania hay cerca de 86700 desempleados con la cualificación requerida para los empleos MINT. En cualquier caso, todo parece apuntar que Alemania necesitará en los próximos años entre 100000 y 500000 trabajadores de alta cualificación, especialmente ingenieros, médicos y técnicos. Para los españoles, Alemania constituye una excelente oportunidad, no sólo por la posibilidad de trabajar, sino también por sus buenas condiciones laborales.
Entre los requisitos citados por la Embajada de Alemania para los jóvenes españoles que tienen pensado ir a trabajar al país germano destaca un buen conocimiento de la lengua. Además, los jóvenes deben contactar con el Instituto Federal de Empleo para acceder a su bolsa de trabajo.
Los españoles, como ciudadanos comunitarios, pueden emplearse sin tener que solicitar un permiso de trabajo específico, al igual que ocurre con las prácticas de menos de tres meses. Si el contrato de formación se extiende durante más de tres meses se precisa la autorización para residir en el país.
Por otra parte, los ciudadanos que estén cobrando el subsidio de paro en España pueden mantener esta ayuda en Alemania por un máximo de tres meses. Para ello deberán darse de baja en la Oficina de Empleo en España e inscribirse en la de Alemania, tras la obtención del certificado E-303. Transcurridos estos tres meses, si la persona no ha encontrado una ocupación, deberá regresar a España para mantener el derecho adquirido de la prestación por desempleo.
La economía germana creció en 2010 un 3,6%, su mayor incremento desde la reunificación en 1991, y espera mantener la inercia positiva este año, con una previsión del 2,3%. La tasa de paro está en torno al 7%, tres veces menos que en España, donde el nivel de desempleo entre los jóvenes menores de 25 años ronda el 40%.