jueves, 31 de marzo de 2011

El Presidente de Catalunya (España), Artur Mas elogia la contribución de Ejército al desarrollo científico y tecnológico


El presidente de la Generalitat de Catalunya, Artur Mas, ha elogiado hoy la contribución del Ejército y de los ingenieros militares al desarrollo científico y tecnológico del país en el acto de presentación de un libro celebrado en el Palacio de Capitanía de Barcelona.
Según Mas, que ha destacado especialmente el papel de los ejércitos europeos actuales en misiones de paz como la de Libia o de ayuda humanitaria ante catástrofes que suceden en el mundo, ha felicitado al grupo de trabajo de la Real Academia Militar de Matemáticas de Barcelona por ser el autor del libro "La ilustración en Cataluña: la obra de los Ingenieros Militares".
Acompañado del general Jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra (JEME), Fulgencio Coll Bucher, y del teniente general inspector jefe del Ejército, José Manuel Muñoz, el presidente de la Generalitat ha recordado cómo la ingeniería militar ha contribuido a obras civiles que hoy en día aún son básicas en Barcelona, como por ejemplo la construcción del puerto y de la aduana.
Recogiendo uno de los fragmentos del libro, Mas ha comparado el Camino Real que construyó el ejército entre Barcelona y Madrid con las infraestructuras actuales, y ha indicado que dicho camino representaba "el AVE del siglo XVIII", pero también ha recordado la contribución del Ejército de cara a paliar los daños causados por la gran inundación sufrida en 1962.
El presidente de la Generalitat, que ha valorado la capacidad de adaptación del Ejército a los tiempos modernos, ha reconocido el papel de "vanguardia científica" que desempeñan destacados militares. Ante un centenar de personas, la mayoría militares profesionales, Mas ha animado al grupo de trabajo que ha escrito el libro -el segundo que publica- a continuar con su labor de recopilación histórica de las obras desarrolladas por la ingeniería militar.
El teniente general José Manuel Muñoz ha afirmado, por su parte, que una parte significativa de los ingenieros que formaron la Academia Militar de Matemáticas durante el siglo XVIII eran catalanes "que irradiaron sus conocimientos y sus obras por Catalunya, el resto de España y los diferentes virreinatos de América y Filipinas". "Sus realizaciones fueron y aún lo siguen siendo hoy en día, mudos testigos del progreso que aportaron a los diferentes territorios", ha subrayado.