sábado, 28 de mayo de 2011

Críticas de los organizadores de la XIII Olimpiada Matemática de Centroamérica y del Caribe


En México, con la sobrecarga de trabajo y la lucha por ganar bonos extra, impide que los maestros motiven a los estudiantes a mejorar los niveles de educación, en especial en matemáticas, afirmaron organizadores de la XIII Olimpiada Matemática de Centroamérica y del Caribe.
Expresaron su desacuerdo de que los estímulos de los docentes se otorguen según los resultados obtenidos en la prueba aplicada a los estudiantes, porque puede provocar actos de corrupción. Esto es que los profesores entreguen las respuestas a los estudiantes.
En conferencia de prensa conjunta, Radmila Bulajich señaló que "algo se está haciendo mal" desde el gobierno para sacar de la crisis educativa en la que se encuentra México. No todo -subrayó- es sumar y restar, sino también se deben explorar nuevos métodos para que los niños y jóvenes aprendan a razonar.
"A muchos profesores no les gusta enseñar matemáticas por el rechazo y desinterés de los alumnos para estudiar esta materia". Sobre el método que se utilizará para incentivar a los maestros que se otorgaría a través de la Carrera Magisterial, la organizadora de la Olimpiada dijo que la evaluación de los maestros contando puntitos (mejores desempeño de alumnos en la Prueba Enlace), es una muestra de incapacidad para evaluar directamente a las personas.

1 comentario:

Anónimo dijo...

En México la educación matemática se encuentra en crisis debido a la falta de espacios para que los estudiantes desarrollen su vocación y talento en esta ciencia, aseguró el vicepresidente de la Sociedad Matemática Mexicana, Ernesto Lupercio Lara.
En conferencia de prensa para anunciar la XIII Olimpiada Matemática de Centroamérica y del Caribe, el campeón del área en competencias internacionales dijo que los alumnos pueden ser introducidos a esta ciencia con métodos de enseñanza adecuados.
Precisó que a través de juegos, los estudiantes pueden desarrollar el gusto para las matemáticas, pero muchas veces los maestros no están capacitados para su enseñanza, por lo que se pierden muchos talentos. Sin embargo, comentó, que no puede atribuir a los maestros la culpa total del problema que enfrenta México en esta materia.
El problema provoca que sea el último lugar en resultados de Pruebas como las de PISA (Programme for International Student Assessment o Programa para la Evaluación Internacional de los Alumnos) que aplica la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Al contrario, agregó, en países donde los maestros tienen un reconocimiento, no sólo económico sino social, se ha logrado tener a los mejores en la enseñanza y por ende en la mejora de la educación, en particular en matemáticas.
Existen muchas razones históricas sociopolíticas que han colocado a México en esta situación de crisis y que muchas veces no sólo tiene que ver con la inversión que realiza el gobierno a la educación sino la forma en que se logra la eficiencia de estos recursos.
Al respecto la presidenta del Comité Organizador de la Olimpiada de Matemáticas de Centroamérica y del Caribe, Radmila Bulajich Manfrino indicó que se deben diversificar la gama de oportunidades a los menores para que se acerquen y desarrollen su talento matemático. Reconoció que si bien no todos tienen habilidades para esta materia, entre más posibilidades de educación se den a los niños, adolescentes y estudiantes, estos elegirán opciones que les permitan avanzar en su desarrollo y no por el camino fácil de la delincuencia.
Recordó que hace cinco años, la Sociedad Matemática Mexicana realizó una encuesta entre los estudiantes, y la gran mayoría de los que cursaban primaria, respondieron de que sí les gustaba esa materia, pero en secundaria el porcentaje disminuyó de forma sustancial. Indicó que esto quiere decir “que algo estamos haciendo mal” para que los estudiantes pierdan el gusto por la materia, y quizá una de estas cosas sea las muy limitadas posibilidades para quienes tienen el gusto y talento por las matemáticas”.
Los propios padres de familia pueden fomentar el gusto por las matemáticas sin hacerlo patente a sus hijos, a través del juego con problemas cotidianos para desarrollar su capacidad de análisis y para razonar.
Indicó que los organizadores de la Olimpiadas tienen propuestas interesantes para la Secretaría de Educación Pública para fomentar el gusto por las matemáticas como la creación de una página web donde los estudiantes de diferentes niveles puedan resolver problemas a través del juego.

Un saludo desde México al Noticiario Matemático y las personas que lo hacen...