jueves, 26 de mayo de 2011

En Paraguay, toman pruebas con teléfonos celulares en los colegios


Hoy y mañana, en 300 instituciones educativas de Paraguay se tomarán pruebas piloto utilizando los teléfonos celulares de los estudiantes como herramienta. El objetivo es recabar información respecto al aprendizaje en el aula, pero las pruebas serán de diagnóstico y el resultado no tendrá influencia en la calificación de los alumnos. 
La experiencia será pilotada en instituciones educativas de gestión oficial a estudiantes del primero, segundo y tercer años, y no constituye un sistema de calificación de alumnos ni docentes. Las preguntas que se harán hoy y mañana abordarán temas básicos del currículo en el área de lengua y literatura castellana, y matemáticas. 
Los docentes y directores de las instituciones educativas participarán orientando a sus estudiantes en la metodología del uso de los celulares.
Las pruebas han sido diseñadas por especialistas de las áreas correspondientes. Las preguntas serán enviadas como mensajes de texto con ítems de selección múltiple. Los alumnos deberán enviar la respuesta también como mensaje de texto. La plataforma está montada sobre un desarrollo USSD o de mensajería instantánea, al cual se accede a través de un asterisco. Es el mismo sistema que utilizamos en nuestros servicios, como por ej. Tigo te presta, Giros Tigo, entre muchos otros”, indicó Carlos Díaz, gerente de relaciones institucionales de Tigo, empresa que proveerá el servicio como parte de su responsabilidad social, sin costo para el Estado. 
Las ventajas de la aplicación de este sistema radican en el bajo costo y la rapidez, así como la posibilidad de realizar varias aplicaciones de pruebas en el año y retroalimentar el aprendizaje. Las pruebas incluyen ítems de selección múltiple sobre una muestra de contenidos específicos y básicos establecidos en el currículo nacional vigente. El procesamiento de los datos, el análisis de los resultados y la elaboración del informe estarán a cargo de técnicos del MEC
Esta es la primera etapa de aplicación y tiene el propósito de identificar las condiciones en que se encuentran los estudiantes, para fortalecer el aprendizaje inicial. En una segunda etapa se tomará otra, para monitorear el avance del aprendizaje con relación a los temas específicos del currículo, y luego, al final del año lectivo, otra más, con el propósito de verificar el aprendizaje de los estudiantes en temas específicos del currículo correspondiente al curso.