sábado, 28 de mayo de 2011

La selección genética de especies vegetales y las matemáticas en Almería (España)


Las matemáticas se aplican a casi todos los órdenes de la vida, incluso a la selección genética de especies vegetales. El empleo de esta ciencia contribuye a una elección más acertada de las mejores variedades, sobre todo con el nuevo modelo que está desarrollando la empresa de base tecnológica almeriense Biobayex. Entre otros aspectos, el avance fundamental consiste en la aplicación de leyes bayesianas, es decir, unas leyes de probabilidad.
El investigador de la empresa, Carlos Martín Dancausa, explica las líneas de este proyecto de investigación de I+D+i: "Este sistema está basado en un modelo gráfico probabilístico, en concreto una red bayesiana, en el que se relacionan variables correspondientes a la caracterización de la semilla (color, altura, etc.) junto a otras de tipo fenológico. El objetivo de este modelo es determinar la influencia de estos parámetros en los del híbrido, tanto cualitativa como cuantitativamente. Estas variables pueden ser indicadas por el mismo genetista o aprendidas por el sistema utilizando la información obtenida de experiencias anteriores realizadas por el usuario".
La inclusión de variables continuas (infinitas) en el Sistema Experto para que puedan ser manejadas simultáneamente a las discretas (finitas) ha sido posible gracias al modelo Mixtura de Exponenciales Truncadas (MTE) diseñado por miembros del Departamento de Estadística y Matemática Aplicada de la UAL, dirigidos por el catedrático Antonio Salmerón. "Se trata de un modelo que, aunque ya esté siendo utilizado por otras universidades españolas como Granada, Albacete y País Vasco en diferentes ámbitos como el campo de la Medicina y la política, su aplicación al sector hortofrutícola supone una innovación", matiza el investigador.
Como resultado, el genetista obtendrá un listado de cruces ordenados de mayor a menor probabilidad de manera que pueda elegir entre los mejores para realizar los experimentos de campo o, por el contrario, descartar directamente aquellas opciones menos probables antes de llevarlas a la práctica, suponiendo un ahorro de coste, tiempo y espacio. El proyecto de investigación cuenta, a su vez, con un Sistema de Gestión de Germoplasma, una base de datos abierta y adaptable a las necesidades del usuario cuya información alimenta al Sistema Experto. Una de sus principales características, indica Martín Dancausa, es que "se trata de una interfaz amigable e intuitiva en la que genetistas y agricultores podrán introducir, modificar y gestionar los campos de información con los que desean trabajar, en función de sus demandas. Además, esta base de datos estará disponible en el servidor de la empresa o en la de los clientes, dependiendo de sus intereses y posibilidades".
La spin-off proyecta sacar una "demo" del programa y del Sistema de Gestión de Germoplasma en el mes de junio para ofrecérsela a sus clientes y validar los primeros resultados. La aplicación, que se desarrollará en inglés, se comercializará bajo el nombre de Seedorg (organización de semillas) y estará terminada a finales de 2011. La empresa proyecta venderla en el mercado internacional, en países de tradición agrícola como Israel, Holanda, Libia o Marruecos.