lunes, 9 de mayo de 2011

Seis de cada diez alumnos demandan clases de matemáticas particulares en Granada (España)


Las asignaturas más temidas por los alumnos y alumnas son las matemáticas, el inglés y la química. Tanto, que seis de cada diez estudiantes, de Granada, reciben clases particulares de matemáticas en cualquiera de los niveles de formación. Sin embargo, aunque se recurre con frecuencia al refuerzo educativo en el hogar, sobre todo para evitar que los hijos no formen parte del 37,5% de alumnos y alumnas que abandona prematuramente sus estudios, sólo un 7% de las familias acude a un profesor profesional. 
Estos son algunos de los datos que ha hecho públicos la empresa Educa-system en su informe nacional sobre el mercado de las clases particulares a domicilio, que este año lleva por título De economía sumergida a nuevo yacimiento de empleo. En su análisis no sólo se describen los motivos y las características del alumnado que recurre al refuerzo educativo en el hogar, sino que además denuncia la economía sumergida que hay en torno a esta actividad. 
"Cerca de 1,7 millones de escolares en España acuden a un profesor particular que, titulado o no, realiza su trabajo fuera del marco legal", dice el informe, que además cifra en un 22% los estudiantes que reciben algún tipo de apoyo fuera del aula, lo que supone un mercado no regulado que mueve unos 1800 millones de euros no declarados. 
El director de esta compañía, Sebastián Trivière-Casanovas, reclama una regulación de los servicios educativos tal y como se ha hecho en Francia, Bélgica, Suecia e Italia. "Con la regulación se daría empleo a 125000 profesores", recuerda el director de Educa-system que, desde 2003, ha contratado a más de 6000 titulados para que den clases particulares con un 93% de éxito en los exámenes de sus alumnos. El 50% de los docentes que dan clases particulares lo hace para conseguir un sobresueldo, sólo el 25% lo hace por vocación y un 20% para ampliar su experiencia en el campo docente. Siendo las titulaciones que más número de profesores particulares generan las de Ciencias (licenciados en Ingeniería, Matemáticas, Física y Química) y los diplomados en Magisterio y Pedagogía. 
Las asignaturas más demandadas en Primaria son Matemáticas e Inglés; en Secundaria, Matemáticas, Física-Química, Inglés y Lengua; en Bachillerato, Matemáticas y Química; y en la Universidad, Matemáticas y Física. "Las matemáticas protagonizan el mayor número de peticiones de clases particulares", destaca. 
Los malos hábitos detectados: la falta de método, de motivación y superación, dejadez y desorden, dispersión (videojuegos, televisión...), falta de voluntad, permisividad de los padres y un exceso de información (apuntes, libros, etc.).