jueves, 30 de junio de 2011

El Banco Interamericano de Desarrollo sugiere priorizar las matemáticas y el inglés en República Dominicana


El Jefe de Educación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Marcelo Cabrol, sugirió ayer que en la República Dominicana se trabaje fuerte en la asociación de Gobierno y sector privado para buscar una solución al problema de la educación. Dijo que el tema de los idiomas y las matemáticas es una buen lugar por donde se debe comenzar para superar las deficiencias de la educación en el país.
El problema del idioma es lo que más afecta a República Dominicana al igual que otros países de Latinoamérica”. Al disertar sobre el tema “La Educación en América Latina y el rol del sector privado”, durante el almuerzo mensual de la Cámara Americana de Comercio, Cabrol dijo que el uso del inglés y la tecnología en las escuelas debe ser prioritario. 
Lo importante de la tecnología es hacer que ésta ayude con la educación, no es que la tecnología no es importante, pero debe ser más enfocada en contribuir con la educación”, dijo el ejecutivo del BID.
Consideró que la inversión en la educación debería ser llevada a un 5% promedio del Producto Bruto Interno (PBI) en toda América Latina y el Caribe. Indicó que pese a que la región de América Litana y el Caribe ha alcanzado niveles de cobertura altos en el nivel primario, las tasas de finalización del ciclo secundario se mantienen bajas. Señaló que actualmente, cuatro de cada 10 niños abandona la escuela sin terminar la secundaria, lo que tiene graves consecuencias para su futuro laboral y personal.
Dijo que el organismo que representa entiende que las escuelas de América Latina y el Caribe para este siglo XXI deben ser capaces de preparar efectivamente a más de 70 millones de niños y niñas, para que éstos puedan tener una vida plena y productiva. Pero, consideró que, esas escuelas deben ser inclusivas e integradas con la comunidad y ser capaces, además, de adaptarse proactivamente a los constantes cambios de la sociedad. Para lograrlo, necesitamos maestros de primera calidad, maestros que logren entender las necesidades de cada uno de los niños y enseñen de forma personalizada haciendo uso de las tecnologías disponibles”. Sin embargo, dijo que la situación actual de las escuelas latinoamericanas todavía difiere de esa visión.
Cabrol recordó que el sistema educativo de Latinoamérica debe tener más calidad para que se le garantice a los jóvenes la adquisición de las habilidades necesarias para desempeñarse plenamente en la sociedad.
El presidente de la Camara Americana de Comercio indicó que la educación ocupa un lugar primordial en el desarrollo y la consolidación de las sociedades si se cumple con tres objetivos básicos: aportar a la competitividad económica, formar ciudadanos en las bases de la convivencia y facilitar la cohesión social.