jueves, 16 de junio de 2011

En República Dominicana, las mujeres solo ocupan el 30% de empleos en aérea de tecnología


Un diagnóstico sobre la brecha digital de género en la República Dominicana presenta a la mujer en situación de desventaja, con apenas el 30% de los empleos en la industria de la tecnología, tanto en telecomunicación como en empresas de servicio. Asimismo, las mujeres están totalmente subrepresentadas en carreras de punta, a nivel técnico y profesional en las universidades, como electrónica, informática, en sistema, mecatrónica y robótica. 
Elaborado por el Centro de Investigación para la Acción Femenina (CIPAF) y presentado este miércoles durante una actividad en la que fue lanzada la “Mesa de Trabajo Género y TIC” de la Comisión Nacional para la Sociedad de la Información y el Conocimiento (CNSIC), el diagnóstico destaca que las mencionadas carreras, de acuerdo a proyecciones para el 2020, van a liderar el mercado, porque el 70 % de los empleos en el mundo tendrá un componente de tecnología.
Los datos informan que por cada diez empleos en el país en el área de tecnología, solo tres son ocupados por mujeres y están fuera de las áreas ejecutivas. Las desventajas de las mujeres son aún más evidentes cuando se conoce que los empleos en el área tecnológica son, de entrada, el doble y hasta el triple de otros sectores productivos y que en ellos se pude llegar a ganar, para empezar, hasta tres salarios mínimos.
El diagnóstico, leído por Magaly Pineda, directora ejecutiva del CIPAF, pone también el dedo sobre la llaga cuando el menor acceso a la tecnología se considera según las condiciones particulares de la mujer: sufren una mayor exclusión las mujeres mayores de edad, las amas de casa y jefas de hogar, muchas de las cuales no han usado nunca una computadora. Las estudiantes universitarias no están mejor situadas. Siendo la mujer el 61% de la matricula de la educación superior, su representación en las áreas de ingeniería, ciencias y tecnología no alcanza el 3%
En esta condición desventajosa el prejuicio juega también su papel. El estudio abarcó algunas escuelas donde se preguntó a maestros en cuál área eran mejores los niños y en cual, las niñas. El 80% de los maestros respondió que los niños eran buenos en matemáticas y las niñas no. Sin embargo, al tomar los datos de las Pruebas Nacionales durante diez años, se encontró que en cinco años, las niñas habían sido mejores en matemáticas que los niños y en el resto casi empatados.
En su parte de recomendaciones, el diagnóstico urge a que la mujer se vaya incorporando, que las instituciones públicas y privadas y la sociedad civil elaboren políticas, programas y proyectos específicos para eliminar los prejuicios que desde la escuela dicen que las mujeres que no son buenas en matemáticas y que hay carreras de hombres y mujeres.


En la presentación del diagnóstico participaron también el Ministerio de la Mujer y el Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (INDOTEL), que avalan el lanzamiento de la mesa de trabajo “Género y TIC”, la cual tiene el propósito de garantizar que la igualdad y la equidad de género estén presentes en el diseño de las políticas públicas sobre Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). 
Asimismo, que el resultado constituya un eje transversal de la nueva e-Dominicana, incluyendo políticas, programas y proyectos específicos que posibiliten superar la actual brecha digital de género en el país.