lunes, 13 de junio de 2011

Leves mejorías en las Pruebas Puertorriqueñas de Aprovechamiento Académico (PPAA)


Sí han habido mejoras en las escuelas públicas del país, pero todavía la matemática es el renglón en que los estudiantes están más rezagados. El secretario de Educación, Jesús Rivera Sánchez, dio a conocer ayer los resultados de las pasadas Pruebas Puertorriqueñas de Aprovechamiento Académico (PPAA), administradas durante el pasado mes de abril en el sistema público de enseñanza.
En el renglón de ciencias, los estudiantes de cuarto, octavo y undécimo grado reflejaron una mejoría significativa de 43 en el 2010 a 53 por ciento con un desempeño proficiente y avanzado. Las pruebas de las materias básicas fueron impartidas a los estudiantes de tercero a octavo grado.
En segundo lugar, el español mostró una mejoría de cinco por ciento. De acuerdo con las estadísticas presentadas, el 45 por ciento del estudiantado sacó buenos resultados en las pruebas de aprovechamiento.
En inglés se reflejó un aumento de sólo uno por ciento. El 41 por ciento de los estudiantes demostraron un aprovechamiento “proficiente y avanzado”.
Sin embargo, el panorama en las matemáticas, una disciplina base para que los niños y jóvenes logren emplearse en carreras profesionales de avanzada, deja mucho que desear. En esta materia, se reflejó una mejoría de dos por ciento versus el 2010.
En el 2011, se registró un 27 por ciento de aprovechamiento “proficiente y avanzado”, lo que significa que el 73 por ciento de los estudiantes que tomaron las pruebas demostraron un aprovechamiento pobre.
Por su parte, el titular de Educación celebró ayer las mejorías en las pruebas. Esto nos demuestra que nuestros compañeros maestros están logrando nuestros objetivos académicos. Están haciendo uso de los estándares y expectativas en la planificación de sus lecciones diarias, además del enriquecimiento del currículo al hacerlo más interesante al estudiante”, dijo el Secretario.
En marzo pasado, un grupo de padres de diversas escuelas públicas del país hizo un llamado a boicotear las PPAA amparados en que las mismas son un fraude que, más allá de medir la capacidad de aprendizaje de los alumnos y alumnas, se están utilizando como vía para una posible privatización de los planteles.
Estas pruebas no representan ningún aspecto positivo a nuestros hijos. Su único fin es seguir denunciando a las escuelas y maestros como un fracaso y, de esa manera, privatizar la educación en Puerto Rico”, dijo Juan Toledo, padre de un alumno de la escuela Amalia López, en Camuy. Y es que, según los progenitores, quienes constituyeron un comité, las PPAA no responden a la realidad pedagógica y social de los estudiantes, incluyen material que no se cubre en clases, se discrimina contra alumnos de educación especial y abarcan destrezas en las que los niños muestran rezagos, fundamentalmente por la falta de nombramiento de maestros en los planteles.
En la escuela de mis hijos, por ejemplo, no hay maestra de inglés y lo hemos denunciado en diversos foros, y no han hecho nada. Entonces, cómo pretenden que salgan bien en esa materia, si no están recibiendo la educación a la que tienen derecho”, dijo, por su parte, Mercedez Martínez.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Tanto la Federación de Maestros de Puerto Rico (FMPR) como la Unión Nacional de Educadores y Trabajadores de la Educación (UNETE) tildaron de “engañosas” y de poco serias las cifras ofrecidas el domingo por el secretario del Departamento de Educación (DE), Jesús Rivera Sánchez, sobre el alegado avance en el aprovechamiento en las Pruebas Puertorriqueñas (PP) de abril.
Rafael Feliciano, presidente de la FMPR, dijo que las dudas inician en las cifras dadas por el gobernador Luis Fortuño, en su reciente mensaje de estado, y por Rivera Sánchez, quienes, respectivamente, dijeron que un 99% y un 95% tomaron las pruebas.
“Se olvida (el secretario) oportunamente que los resultados fueron un rotundo fracaso respecto a las metas establecidas por el gobierno federal y del DE”, dijo Feliciano en rueda de prensa. “En Español la meta era 83% y en Matemáticas 84%. Los resultados lo que hicieron fue ratificar la denuncia de la Federación de que son diseñadas para que los estudiantes fracasen”.
Rivera Sánchez dijo que los resultados en Español aumentaron de 40% a 45% y en Matemáticas, de 25% a 27%.
Mientras, en Inglés el aumento fue de 40% a 41% y de 43% a 53% en Ciencia, según el secretario.
“(Rivera Sánchez) Se enorgullece de que el fracaso fue más pequeño de lo esperado”, dijo Feliciano, quien afirmó en que las PP no miden el aprovechamiento académico y están diseñadas para que el estudiante fracase y la escuela ingrese al llamado ‘plan de mejoramiento’, para luego saquear los fondos públicos del DE repartiéndole dinero a contratistas privados.
Mientras, en un comunicado de prensa, Emilio Nieves, de Unete, acusó al secretario de hacer relaciones públicas y de timar al país al no ofrecer información completa y honesta sobre los resultados.
Por ejemplo, Nieves indicó que Rivera Sánchez no dijo que en el 2008 se registraron niveles de 55% en Español y 59% en Matemáticas.
Ese mismo año, según Nieves en Inglés tuvo un 60% y Ciencia un 45%.
“El secretario no hace un análisis serio y responsable con respecto a la realidad educativa del país y las deficiencias en la elaboración y administración de las Pruebas”, expresó Nieves.
“¿Por qué de los estudiantes con promedio de 4.00 sólo el 15% alcanza nivel avanzado en todas las materias medidas?”, se preguntó Nieves, a lo que contestó que no debería concluirse que el promedio de esos estudiantes no es real y se le dé validez solamente a lo que establecen las pruebas.
“El secretario pretende proyectar su imagen y no reconoce las deficiencias de las pruebas. Pretende incluir a las Regiones Educativas y a los superintendentes en el supuesto logro, cuando son estructuras que le responden a su persona y no a las necesidades del sistema”, concluyó Nieves.
Joel Ortiz Rivera

El crítico Yaucano dijo...

todos le hechan la culpa al secretario de educación y a los maestros; ellos no pueden trabajar solos. hoy día los padres quieren que los estudiantes saquen buenas notas pero no se preocupan por ellos, bueno, se preocupan por el que diran. si el hijo saca un 80% en un examen se quieren comer el maestro, en vez de preguntar cuales destrezas no dominó. Los estudiantes hacen las pruebas puertorriqueñas algarete porque no es para nota. Deben poner una ley en la cual estas pruebas se utilicen para aprovar el grado académico. Cuando ocurra esto el primer año va a haber dime y direte porque son muchos los estudiantes que se van a colgar, pero para el próximo año ya que los estundiantes se den cuenta que si no la hacen bien se cuelgan vamos a ver un gran incremento en las mismas