lunes, 4 de julio de 2011

En Reino Unido, estudios realizados muestran que los videojuegos en la enseñanza facilitan el aprendizaje de matemáticas y ciencias


Desde Reino Unido se apunta a los videojuegos como un factor relevante para el aprendizaje a través de títulos diseñados con objetivos específicamente educativos, en palabras del secretario de estado para educación, Michael Gove, sobre todo en el campo de la ciencia y las matemáticas. La tendencia no es anómala, pues cada vez más estudios apuntan también a sus beneficios dentro de otros campos, como la enseñanza de lengua, por ejemplo a través de los estudios del profesor Robert Blake, en la UC Davis, o los estudios de universidades españolas, que ya respaldaron en 2009 el uso de videojuegos en los sistemas educativos.
Ahora, Gove se ha dirigido a la Royal Society británica de ciencias y matemáticas, y ha defendido que los videojuegos están ayudando a los niños a acercarse a las matemáticas haciendo que sean capaces de resolver problemas avanzados que tradicionalmente se introducían en momentos más tardíos de sus sistemas educativos. Gove se basa en un reciente estudio realizado en la Universidad de Oxford y avalado por Marcus du Sautoy, que ostenta la Cátedra Simonyi (establecida en 1995) en entendimiento público de la ciencia, y es, además, catedrático de matemáticas. Marcus du Sautoy ha diseñado también videojuegos orientados a que los niños jueguen con las matemáticas.


"Cuando los niños necesitan resolver ecuaciones para obtener más armamento para disparar a los marcianos, es impresionante lo rápido que pueden aprender", ilustra el político, quien ha puesto como ejemplo de la ruta a seguir el programa de la Fundación Li Ka Shing del Instituto de Investigaciones de Stanford, dentro del Departamento de Educación, en el que se está probando un programa piloto en el que se usan videojuegos y otros programas informáticos para enseñar matemáticas.