sábado, 29 de octubre de 2011

En Cataluña (España) existe "Sor Innovación"


Estudiar la Segunda Guerra Mundial a través de la música que compusieron los judíos en los campos de concentración. O las Matemáticas con juegos y midiendo el diámetro de la Plaza de Cataluña. O el otoño a través de canciones. Son sólo algunos ejemplo de cómo aprenden los 908 alumnos de Educación Infantil, Primaria, ESO y Bachillerato (3-18 años) del Colegio Concertado Montserrat de Barcelona. La "culpable" de esta novedosa metodología, basada en las llamadas inteligencias múltiples, es su directora, Montserrat del Pozo Roselló, barcelonesa de 57 años y más conocida como "Sor Innovación". 
Religiosa de las Misioneras Hijas de la Sagrada Familia de Nazaret, impartió unas conferencias para más de 800 maestros, profesores y padres de alumnos en el IES Plaza de la Cruz de Pamplona, invitada por el Departamento de Educación del Gobierno foral. El pasado marzo, ya visitó la capital navarra para participar en el foro Ágora Talentia, y allí fue donde la bautizaron como "Sor Innovación".
En el periódico digital www.diariodenavarra.es le hacen una entrevista que por su interés, aquí en el Noticiario Matemático, publicamos:


¿Qué son las inteligencias múltiples? ¿En qué consisten?
Esta teoría la impulsó el catedrático de la Universidad de Harvard (Estados Unidos) Howard Gadner, que acaba de recibir el Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales; y al que saludamos la semana pasada en Oviedo. Dice que no existe una inteligencia única, sino que cada individuo posee al menos ocho; inteligencia lingüística, lógico-matemática, cinético-corporal, musical, espacial, naturalista, interpersonal e intrapersonal. La inteligencias múltiples, o competencias, suponen un cambio en el modelo educativo, ya que impulsan las potencialidades de cada niño.


¿A qué se refiere?
En la educación seguimos en el modelo que se inició con la Revolución Industrial (siglo XVIII) y que ha generado un alumno memorístico y con habilidades lingüísticas y matemáticas. Esto genera niños distantes, muy individualistas y con un objetivo: ser los mejores del aula. Pero eso no es lo más importante. Hay niños que no van bien en matemáticas pero que tienen una inteligencia musical. Lo importante es que se valoren y no tengan miedo al fracaso. Utilizando las inteligencias múltiples son más creativos, con más recursos y se interesan por las cosas. No se trata de que saquen todo sobresalientes.


En su centro, ¿en qué se concreta? ¿Qué lo diferencia de otros?
Desde 1994, cambiamos nuestra forma de evaluar, la formación de los profesores e incluso la arquitectura. Tenemos aulas más grandes (50 niños con dos profesores, en vez de las tradicionales de 25 con un docente), mezclamos niños de distintas edades... Por ejemplo, los de 1º de Bachiller relatan cuentos de ciencias a los de 5 años; los de las ESO están todos juntos (12-16 años) algunos días a la semana en talleres... Los niños aprenden mucho. Pero, sobre todo, hemos cambiado el enfoque. Así, en vez de estudiar las causas y consecuencias de la Segunda Guerra Mundial, la estudiamos a partir de la música compuesta por judíos en un campo de concentración. Eso no quiere decir que no haya que saber quién es Hitler pero es una comprensión muy diferente; así entienden el dolor que sufrieron. En Matemáticas, tenemos un método que se llama Entusiasma, y que trabaja con dados, juegos... No se trata de decir, abrid por la página 14 y hacer los ejercicios 1, 2 y 3.


Los demás centros no utilizan esta metodología...
En casi todos los colegios se usan en Infantil, aunque de manera inconsciente. Se funciona con la técnica de los rincones, se estudia el otoño a través de canciones... Son las inteligencias múltiples en acción. Pero a partir de Primaria ya no utilizan. Y no se puede poner a un niño de cara a la pared cuando cumple 5 años. Ahora estamos haciendo formación en 120 centros de Madrid. Hay colegios que están interesados y otros que son más reticentes. Pero el mundo avanza y ya no sólo hay que saber leer y escribir; sino utilizar las nuevas tecnologías, cambiar el planeta...


Montserrat del Pozo Roselló nació en Caracas (Venezuela) hace 57 años, hija de catalanes y a los 10 años se trasladó a vivir a Barcelona. Con 21 entró en la congregación de las Misioneras Hijas de la Sagrada Familia de Nazaret. Estudió Filosofía y Letras (Arte) y es máster en Psicología y Gestión familiar. En 1986, como consecuencia del fracaso escolar de los alumnos del Colegio Montserrat de Barcelona en el que enseñaba, empezó su formación en Estados Unidos (Harvard y Massachusetts) en las inteligencias múltiples del catedrático Howard Gadner. Ahora aplican esta técnica en trece colegios de Cataluña, Madrid, Canarias y Camerún. Sor Innovación imparte Historia en ESO y Bachillerato.