sábado, 13 de octubre de 2012

Pruebas Saber en Colombia



Con el propósito de conocer la calidad del aprendizaje que están recibiendo más de 2,5 millones de estudiantes de los grados tercero, quinto y noveno de Colombia, el Icfes evaluará sus competencias básicas en matemáticas, ciencias naturales y lenguaje el próximo 25 de octubre. 
Para el caso particular de quinto y noveno, las Pruebas Saber incluirán preguntas específicas sobre ciudadanía, las cuales no solo evaluarán conceptos básicos sobre el funcionamiento del Estado y los derechos y deberes de los ciudadanos, entre otros, sino actitudes y percepciones hacia aspectos esenciales de la ciudadanía como la forma de solucionar conflictos y el respeto por las diferencias. Estos exámenes, que son obligatorios, pondrán el ojo en la educación que están impartiendo cerca de 20000 planteles educativos, públicos y privados, de los calendarios A y B.
A partir de este año se realizarán de forma anual a los tres grados –antes se hacían cada tres años para quinto y noveno-. “No se van a entregar resultados por niños –explica Isabel Fernandes, subdirectora de análisis y divulgación del Icfes- pues queremos centrarnos en los aprendizajes que tienen lugar en cada colegio”. Estos resultados, añade Fernandes, no podrán ser utilizados para sancionar o reprobar a ningún estudiante. Su objetivo es servir de insumo para fijar políticas públicas que contribuyan a mejorar la calidad de la educación. De hecho, los datos arrojados por las Pruebas Saber aplicadas en el 2009 sirvieron como indicador para escoger a los planteles educativos con los más bajos desempeños. Se identificaron 3000 instituciones, en las cuales ya se están implementando estrategias para mejorar el aprendizaje de los niños de quinto grado en las áreas de lenguaje y matemáticas. Los resultados de hace tres años mostraron, por ejemplo, que solo el 35 por ciento de los estudiantes de quinto grado y el 40 por ciento de los estudiantes de noveno alcanzaron el nivel satisfactorio o avanzado en lenguaje (es decir, son capaces de comprender textos simples e identificar la información contenida en ellos).
En cuanto al porcentaje restante, se identificaron serias dificultades para captar la intención del autor con su texto y para argumentar. En matemáticas, solo el 25 por ciento de alumnos de quinto y el 22 por ciento de noveno alcanzaron un nivel satisfactorio o avanzado (fueron capaces de solucionar problemas sencillos con números). Las debilidades más comunes en esta área son la dificultad de encontrar la información necesaria para solucionar un problema, procesar datos, hacer conversiones, cálculos de probabilidades y reconocer patrones en la secuencia numérica. Las pruebas que se aplicarán el 25 de octubre no tienen costo alguno para los estudiantes ni los planteles educativos. Los resultados serán publicados en Internet para que cualquier persona los consulte.