domingo, 29 de agosto de 2010

José Ramón Madrid Padilla, uno de los jóvenes geniales de Honduras


Segisfredo Infante (sinfante1@yahoo.es), escribe en el periódico digital:  http://www.latribuna.hn, un artículo que lleva por título: "Jóvenes geniales de Honduras" y que aquí en el Noticiario Matemático reproducimos:

No conozco, en forma personal, al joven matemático hondureño José Ramón Madrid Padilla. Pero me basta saber de su existencia para sentirme orgulloso de los jóvenes brillantes que esporádicamente –y a pesar de todas las adversidades ambientales– surgen, se desarrollan y destacan en Honduras; o en el exterior. No teníamos ninguna información previa de las jornadas familiares intensas en pro de la carrera de este chico genial, de diecisiete años. Pero una vez que recibimos la noticia de su triunfo mundial con un segundo lugar de matemáticas mediante una frondosa medalla de plata en Kazajstán, hemos seguido con pronunciado interés su corta pero intensa trayectoria intelectual. Conviene tener en cuenta que el primer lugar en estas olimpiadas lo obtuvo un ciudadano chino, en donde el Estado y el sector privado brindan un apoyo fortísimo a sus jóvenes más prometedores.
Es altamente llamativo que José Ramón Madrid Padilla se haya formado –con gravísimas limitaciones económicas–, en instituciones de primaria y de segunda enseñanza, provincianas, que son olvidadas o despreciadas en los círculos metropolitanos. Y que además en su familia todos sus hermanos sean matemáticos; o con grandes probabilidades de llegar a serlo. También es llamativo (y altamente plausible) que se le haya permitido ingresar a una maestría del “Instituto de Matemática Pura y Aplicada” de Río de Janeiro, en Brasil, saltándose todas aquellas formalidades curriculares que en países estrechos como Honduras hubiese sido imposible saltarse o comprender, en tanto que acá las formalidades de todo tipo han sido diseñadas para paralizar al Estado mismo, constreñir la iniciativa privada y estrangular a todos los verdaderos talentos. Aquí jamás se aceptaría que alguien cursara una maestría o un doctorado sin pasar por las tradicionales licenciaturas, bajo la circunstancia de ser un genio en matemáticas, en física, en economía o en historia.
Pero bien. Estamos contentos por los éxitos pasados, presentes y futuros del joven santabarbarense Ramón Madrid Padilla. Orgullo singular de una nación periférica y vapuleada como Honduras. Anhelamos conocerlo y abrazarlo fraternalmente algún día. Y esperamos que el Estado y el sector privado de nuestro país abandonen sus consabidas políticas “pichicatas” o “mezquinas” en relación con los quehaceres intelectuales de las gentes realmente talentosas, apoyando al “Pitágoras” hondureño en un cien por ciento. Pero  deseamos que también apoyen a otros jóvenes intelectuales extraordinarios que han tenido que “hacer de tripas corazón” para salir adelante, como es el caso de Josué Danilo Molina, un físico teórico y matemático hondureño que con grandes contratiempos (y zancadillas de ciertos individuos) estudió en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras y que ahora mismo se encuentra realizando una especialidad (de postgrado) en física de partículas subatómicas en la Universidad Pontificia Católica de Río de Janeiro.
Naturalmente que existen otros jóvenes hondureños talentosos en diversas áreas del conocimiento; incluido el ajedrez. Tenemos al joven Edgar Soriano en las investigaciones histórico-archivísticas. A Libny Ventura Lara (en la Universidad de Haifa) con novedosas investigaciones criptojudías, enmarcadas, sobre todo, en el occidente de Honduras. A Rossel Montes con preocupaciones epistemológicas. A Darwin Maradiaga en sus andanzas metodológico-posmodernas. A Luis David Reyes en literatura. Y a Riguito Erazo, con sus cavilaciones cosmológicas, un poco en la línea  del conocido “principio de incertidumbre”.

1 comentario:

Christian Fletes dijo...

Muy interesante reseña, recien acabo de ver un programa en Canal 10 donde particularmente el señor Segisfredo Infante compartía pleno con Josué Molina, en un interesante tema llamado "Bosones, Ciencia y Dios". Muy complacido de ver dicha participacion, me he dado cuenta que en Honduras hay material, que si hay jovenes con talento sin explotar. Un saludo y muy buen blog.