jueves, 2 de septiembre de 2010


Según informaciones del periódico británico Daily Mail, Oscar Sale, un niño prodigio de siete años, quien acaba de lograr el mejor resultado del Certificado General de Educación Secundaria (GCSE, siglas en inglés) de Reino Unido, ya puede mostrar su habilidad en matemáticas. Se ha convertido en el asesor más joven del ministro de Hacienda del país, George Osborne, a quien proporciona sus opiniones sobre los asuntos financieros de Reino Unido.
En el examen de GCSE de este año, Oscar, de siete años, logró las calificaciones más altas de matemáticas y fue además el participante más joven.
Oscar, que está de viaje con su familia, presentó algunas propuestas sobre las políticas fiscales del país a Osborne. En su opinión, no se debe financiar los bancos con el dinero de los contribuyentes, sino que los bancos tienen que destinar los fondos para cosas necesarias. Además hay que aumentar las inversiones en los asuntos relacionados con la tercera edad y en la prevención de los desastres naturales.
Ante el mayor problema de matemáticas del país -el déficit fiscal de 170800 millones de libras- Oscar propuso incrementar los ingresos tributarios y crear más puestos de trabajo.
Además, Oscar dijo que el país no debe escatimar fondos en ciertos asuntos, como la lucha contra el calentamiento global, la música y el arte. El niño expresó su solidaridad con las naciones que sufren la pobreza y el hambre y sugirió que se ofrezca más ayuda a los pueblos de esas regiones.
La madre de Oscar dijo que el niño empezó a interesarse por los números cuando tenía dos años. Sin embargo, el joven asesor no quiere dedicarse a la política, sino que desea ser inventor y crear un automóvil que no necesite combustible.