viernes, 15 de abril de 2011

Preocupa el bajo nivel de conocimientos de los futuros profesores chilenos


El ministro chileno de Educación, Joaquín Lavín, mostró hoy su preocupación por los resultados de una prueba de conocimientos aplicada a egresados de las carreras de pedagogía en educación parvularia y básica.
La "Prueba Inicia", de carácter voluntario y a la cual se sometieron 43 de las 59 universidades que imparten la carrera de pedagogía en Chile, arrojó como conclusión que el futuro profesor conoce el 51 por ciento de lo que va a enseñar, con sólo un 42 por ciento de conocimiento en matemáticas y un 55 por ciento en lenguaje.
"Estos resultados nos preocupan. No podríamos decir que esto es una sorpresa, porque esto es concordante con los resultados de la Prueba Inicia del año pasado. Nosotros ya sabíamos que nuestra principal debilidad está en la formación en Matemática y eso, obviamente, se transmite a los alumnos", dijo Lavín.
"En promedio, un egresado de pedagogía sabe la mitad de la materia que va a enseñar (...) y en matemática, menos de la mitad", subrayó. "El Simce (Sistema de Medición de la Calidad de la Enseñanza) de Matemática es peor que el Simce de Lenguaje, en gran parte porque nuestros profesores de Educación Básica están peor preparados en Matemática que en otras materias", indicó el titular de Educación.
Lavín expresó su deseo de que esta medición sea de carácter obligatoria para los docentes en el futuro. "Esperamos que sea el último año en que esta Prueba Inicia es voluntaria. Está en el Congreso el proyecto y esperamos que sea aprobado luego, de tal forma que la Prueba Inicia a fines del 2011 sea de carácter obligatorio y todos deban rendirla", precisó.
Respecto a la posibilidad que un determinado rendimiento en la prueba suponga un requisito para ejercer como maestro en el futuro el ministro, Lavín se mostró abierto a estudiar la posibilidad.



El coordinador del movimiento Educación 2020, Mario Waissbluth, al que vemos en la foto, tildó como "patéticos" los resultados de la Prueba Inicia entregados este jueves por el Ministerio de Educación. El experto en educación señaló que en promedio sólo la rindieron un 40 por ciento de estudiantes egresados por universidad.
Los resultados son "patéticos" porque "esto es una prueba voluntaria, que el promedio de los resultados que entregó el ministerio en algunas universidades la rindió el 40 por ciento de los egresados y probablemente en el otro 60 por ciento están los peores", comentó el especialista.
Waissbluth además consideró que los resultados son "un escándalo nacional".
"Las preguntas de la prueba de Matemáticas no son preguntas de altas matemáticas, sino que son de las materias que esos profesores debieran enseñar. Este ya es el dato freak del día: porcentaje de los que rindieron la Prueba Inicia que tienen competencias adecuadas en ortografía y vocabulario, dos por ciento", comentó.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Los resultados de un estudio internacional que evaluó los conocimientos en Matemáticas de los egresados de Pedagogía Básica de 17 países coincide con los obtenidos por Inicia. Pero, al analizar en detalle el desempeño de los docentes chilenos en dicha prueba, queda aún más claro su real nivel de dominio de las materias que les corresponde enseñar. Según el estudio Teds-M (Teacher Education Study in Mathematics), de los contenidos de matemáticas de primero a cuarto básico, los profesores saben, como máximo, el 33%: el 23% en geometría, el 29% en álgebra, el 31% en datos y el 33% en números. El desempeño más bajo entre los 17 países participantes.demás, tal como lo hizo por primera vez este año Inicia, el estudio clasificó a las 35 instituciones participantes (32 universidades y tres institutos) según su rendimiento en la prueba. En el ranking, sólo figura un plantel que supera los 500 puntos, que es el promedio internacional en Matemáticas y saber pedagógico: la U. Finis Terrae. Sus alumnos evaluados alcanzaron 543 puntos en Matemáticas y 529 en Conocimiento pedagógico. Las universidades más bajas fueron la Católica de Temuco y Academia de Humanismo Cristiano.
Además, se evaluó a los egresados con especialidad en matemáticas y que hacen clases en el nivel de enseñanza media. La mejor universidad fue la Católica: sus alumnos promediaron 430 puntos en el conocimiento de la disciplina, y 475 puntos en conocimiento pedagógico.
Tal como Inicia, hubo un ítem para medir si los egresados saben enseñar las matemáticas y cómo enfrentarían situaciones en las que un alumno no entiende. La debilidad mayor está en la planificación de las clases, donde hay 29% de logro. En ninguno de los problemas planteados los egresados chilenos alcanzaron el nivel tres, considerado como "aceptable".

Anónimo dijo...

Beatrice Avalos, señala que entre las causas de este bajo puntaje figuran la formación generalista de las universidades, los bajos puntajes de ingreso y que las universidades no tienen la capacidad de subsanar las deficiencias que los jóvenes arrastran del colegio. "Los estudiantes de Pedagogía no aprendieron matemáticas en el colegio y no superan sus debilidades en la universidad", dice Avalos.
Según los especialistas, las universidades dedican poco tiempo dentro de sus mallas curriculares a los contenidos y a cómo enseñarlos a los escolares. Apenas dos cursos en toda la carrera se dedican a contenidos de Matemáticas y tres a los de Lenguaje, según un diagnóstico de la U. de Chile. El resto: temas como historia de la educación.
Por eso, el Mineduc trabaja en cuál debiera ser el piso mínimo de conocimientos de los estudiantes de Pedagogía.
La propuesta, elaborada por las universidades de Chile y Católica, plantea duplicar la cantidad de cursos destinados a la enseñanza de las disciplinas . Y que los profesores generalistas de educación básica se formen sólo en las cuatro áreas fundamentales -Matemáticas, Lenguaje, Ciencia y Sociedad- en vez de las ocho actuales.
Un cordial saludo par la gente del Noticiario Matemático, por su trabajo diario informativo de éste nuestro mundo, las matemáticas...
Pedro Piñera. Chile