martes, 8 de junio de 2010

Comienza en París, la Clay Research Conference


Este lunes se inauguró en París la Clay Research Conference, esta vez en estrecha colaboración con el Instituto Henri Poincaré. Sin embargo, no contó con la presencia del protagonista principal, el genio matemático ruso Grigori Perelman.
Este genio matemático vivo resolvió, aislado de todo el mundo y pasando miseria en su modesto apartamento en San Petersburgo, la Conjetura de Poincaré (uno de los siete Problemas del Milenio).
El acto servirá como apertura de un ciclo de conferencias de tres días íntegramente dedicado a Perelman y su impresionante logro matemático, pero sin contar con la presencia de este extravagante asceta que no quiso acudir al evento. Perelman, que ya rechazó en 2006 la Medalla Fields conocida como el Nobel de las Matemáticas, afirmó antes de la Conferencia que sopesaba el aceptar el millón de dólares que acompaña al Premio del Milenio.
Aún no he tomado una decisión. Si decido algo, el primero en saberlo será el Instituto Clay, que fue el que me concedió el premio”, señaló Perelman al diario digital ruso Life News.
El científico, que se gana la vida dando clases particulares y vive con su madre en un modesto apartamento en las afueras de San Petersburgo, ya rechazó el millón de dólares que le ofreció el Instituto Clay de Massachussetts en 2000.
El último contacto telefónico que tuvo el Director del Instituto Clay, James Carlson, se sostuvo hace dos semanas. Durante aquella conversación Perelman volvió a reiterar, según Carlson, que no se niega al premio de un millón pero dijo que no quería llegar a por él a Paris. Por su parte, Carlson dijo estar dispuesto a esperar.
Pero ayer, el Director del Instituto Clay se mostró más categórico: “Respetamos a Grigori Perelman, admiramos su talento científico pero no podemos esperar eternamente”.
El problema principal para nosotros es cómo transferir este dinero. Podemos expedir un cheque por un millón. Podemos efectuar transferencias mensuales de una cierta suma. Pero no estamos dispuestos a esperar más de un año. En caso contrario entregaremos este millón a alguna fundación de beneficencia”.
Al comentar esta extraña conducta de Perelman, su colega ruso Mijail Gromov, catedrático de la Universidad de Nueva York, explicó: “Estamos acostumbrados a estereotipos, pero él vive según sus propios criterios. Sus reglas de vida no son para nada peores, simplemente son distintas”.

1 comentario:

Anónimo dijo...

El ruso Grigori Perelman, considerado el mayor genio vivo de las matemáticas, no asistió a la ceremonia organizada por el instituto Clay en París para recibir una estatuilla y un premio e un millón de dólares como reconocimiento por resolver la conjetura de Poincaré, uno de los siete Problemas del Milenio, informó la agencia rusa RIA Novosti.
Pese a su ausencia a la ceremonia, igualmente se realizó un homenaje en su honor. "Anunciamos que el premio se adjudica al señor Perelman. Muchos matemáticos le rindieron tributo, señalaron que su obra marca el fin de una época y el comienzo de una nueva", dijo James Carlson, director del Instituto Clay.
El director del Instituto Clay no se explica por qué el científico ruso menosprecia las actividades que se organizan en su honor, pero se limitó a señalar que se respeta su decisión.
Un seguidor del Noticiario Matemático. México.