viernes, 2 de julio de 2010

Al final, el matemático Perelman rechaza el millón de dólares

El excéntrico matemático ruso Grigori Perelman ha rechazado el premio de un millón de dólares que el Instituto Clay de Matemáticas en Cambridge (Massachusetts, EE.UU.) le había otorgado por resolver la Conjetura de Poincaré, uno de los siete Problemas del Milenio. El motivo dado por el genio es, simplemente, que considera injusto recibir el galardón, porque su contribución en la resolución de uno de los mayores retos matemáticos de la Historia no ha sido mayor que la de su colega norteamericano Richard Hamilton, el primero en sugerir una solución.
En un mundo cada vez más materialista, el comportamiento de Perelman resulta insólito y dice mucho de su personalidad firme y única, aunque algunos le consideran un tipo extraño, difícil y huidizo. El Instituto Clay anunció en marzo que otorgaba al matemático el Premio del Milenio. La ceremonia de entrega del galardón se celebró a principios del mes pasado, pero Perelman no se presentó. Aun así, los matemáticos presentes le realizaron un homenaje y rindieron tributo a su trabajo.
El director de la organización, James Carlson, no se explicaba por qué el científico menospreciaba las actividades en su honor, y estaba a la espera de saber qué hacer con el dinero. ¿Lo aceptaría finalmente el científico? En ese caso, el instituto estaba dispuesto a enviarle un cheque a su humilde domicilio en San Petersbugo. Según la agencia Interfax, Carlson obtuvo la respuesta hace una semana. Podía quedarse con el dinero. La organización deberá ahora tomar una decisión unilateral sobre qué hacer con ese millón de dólares.

Ahora, el genio argumenta por primera vez su rechazo con más de una frase: "El motivo principal es, resumiendo, mi descontento con la organización de la comunidad matemática. No me gustan sus decisiones, todas me parecen injustas", señaló Perelman.
Según las mismas fuentes, Perelman cree que su contribución para probar la conjetura de Poincaré no fue mayor que la del matemático norteamericano Richard Hamilton. El ruso ya rechazó, en 2006, recoger la Medalla Fields, un reconocimiento considerado el Nobel de las Matemáticas y dotado de 10000 dólares. Aquella edición de los Fields se celebró en Madrid y los premios fueron entregados por el propio Rey Don Juan Carlos. Perelman aseguró entonces no estar interesado ni en el galardón ni en el dinero.
Como ya hemos comentado aquí en el Noticiario Matemático, Perelman vive con su madre en un diminuto apartamento. Sus fuentes de ingresos son lo que gana dando clases particulares de matemáticas y la pequeña pensión de su madre.